viernes, 6 de febrero de 2015

Crítica | Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia), de Alejandro González Iñárritu


Birdman es la historia de un actor que busca el prestigio sobre las tablas de Broadway después de haberse hecho famoso interpretando a un superhéore en Hollywood. Una película sobre los miedos y los egos instalados en la mente. Rodada con vigor por uno de los directores más lúcidos del cine, el mexicano Alejandro Rodríguez Iñárritu, Birdman es una película que no se queda en la superficie de una historia, sino que llega muy adentro, rebuscando en huecos profundos del alma humana. 

Protagonizada por Michael Keaton en el mejor papel de su carrera. Quizás pocos como él podría haber dado vida a ese actor que en otro tiempo fue Birdman (recordemos que Keaton fue Batman) de la manera en la que él lo hace: transmitir esa angustia y esa obsesión por deshacerse de algo que va ligado a su propia vida. Porque para desasirse de esa parte de su historia la única opción sería volver a vivirla. Imposible pues. Keaton que debería ganar el Oscar por la complejidad de este papel, por los matices y por la construcción de este personaje trágico y cómico e inolvidable. 

Junto a Keaton, Edwuard Norton derrochando buen hacer, el Oscar sería suyo de no ser porque su papel va quedando relegado a un segundo plano demasiado evidente, pero está fabuloso y nos regala alguna de las mejores escenas de la película. Igual que Emma Stone y Naomi Watts, ambas interpretando a mujeres destruidas por dentro, pero todavía en pie
Y es que el falso plano secuencia que es Birdman no es más que otra muestra de la grandeza del que ya fuera protagonista del mes en diciembre de 2010, Alejandro González Iñárritu, que ha logrado aunar la técnica para dar sentido completo a esta película que te deja descolocado al principio, fascinado inmediatamente después. Porque ese guión es fascinante, y aquel que diga lo contrario quizá es que padece la inesperada virtud de la ignorancia (juas juas). 

Cargada de matices, viva y brillante tanto en el fondo como en la forma, Birdman es una película inteligente y actual. Es cine arriesgado, de hoy, que cuenta lo que somos por lo que hemos sido, que no se recrea en pasados contados una y mil veces, que consigue lo que muy pocas, poquísimas películas: innovar, y hacerlo con esa elegancia y esa profundidad. Pocos como Iñárritu son capaces de algo así.


Críticas en CAJÓN DE HISTORIAS de las otras películas de Alejandro González Iñárritu:


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

10 comentarios:

  1. Otra de las que quiero ver sin duda, que veo que está encantando :) A ver si le encuentro hueco, que voy un poco atrasado últimamente con lo del cine.

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha parecido un peliculón, de lo más inteligente del año. Pero es que Iñárrritu es muuucho Iñárritu... :)
      Abrazo!

      Eliminar
  2. La tengo que ver, la tengo que ver!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho: justo cuando terminé me quedé un poco chof, pero con el paso de los días me he dado cuenta de que probablemente es de las mejores películas de la carrera. A ver qué le depara los Oscars! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una película que tiene mucho que rascar... ¿ganará? veremos!

      Eliminar
  4. Una película muy especial, con unas actuaciones maravillosas. De esas que te dejan pensando en ellas un tiempo...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo MUCHAS ganas de verla!!
    Es un gustazo tener a Keaton de nuevo en pantalla, es un crack =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es el mejor papel de su carrera, en una especie de parodia de sí mismo. Solo él podría haber dado vida así a este personaje!

      besos!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.