jueves, 23 de abril de 2015

¡Feliz Día del Libro 2015!



¡Qué alegría celebrar juntos un nuevo 23 de abril: el Día del Libro! 

Este año lo celebro en Tegucigalpa, Honduras, ciudad que me acoge y en la que vibra con intensidad la cultura centroamericana. Quiero compartir con vosotros algunas frases de obras de Alejandro Palomas (protagonista del mes) que me he topado en mis recientes lecturas. Frases que, por un motivo o por otro (por su fuerza, por su belleza, por su profundidad o su elegancia) se han quedado conmigo.


Y es que, cuando lo pienso, me duele tanto haberos dado un padre así que no sé como pediros perdón.(...) Pero lo que más me duele es haberme perdido tantos años de mi propia vida. (...) Es que no sabía que la vida podía ser de otra manera. Que podíamos estar así, tan bien. 

Tú que escribes tan bien, cariño ¿no podrías pensar en una frase que me sirva para pedir perdón a tus hermanas y que suene bonito?

Todos hemos sido algo que muchas veces explica lo que somos ahora

Yo daría la vida por poder abrazar a mi madre una sola vez, una sola, y por poder decirle que lo he conseguido, que he salido de lo que he salido y que me falta su mirada para saber que lo he hecho bien. 


No te hagas nunca vieja, Ilona querida. No hay nada más cansado ni más desagradecido.

Mi dirá usted que la política no le interesa, como hacen muchos viejos a los que, en su pequeña mezquindad, les importa solo lo que les toca de cerca, es decir: su dinero, sus hijos, sus nietos, su salud y su aburrimiento. Peor me lo pone. Prefiero un viejo facha que un viejo no comprometido. No lo olvide.

No hay nada más triste que una vida arrepentida, hija, ni nada más pobre que una muerte quieta.


Me pregunto quién coño les habrá a estas mujeres que sufrir en silencio te hace mejor. 

***

Pero este año, con la emoción todavía intacta por la despedida de Eduardo Galeano, al que tanto admiraba y que fue también protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, no podía obviar algunos extractos de una de sus obras que más he disfrutado, La canción de nosotros, que estuvo entre mis mejores lecturas del pasado año. Gracias maestro Eduardo Galeano por tus palabras, por todo el bien que me ha hecho leerte, por lo que me que queda aún por descubrir de tu obra y, sobre todo, por la dignidad latinoamericana. Gracias.


En el espacio breve de tu cara cabía toda mi libertad y sobraba sitio.

Naciste mañana, morirás ayer: dijiste dirás adiós: amor o miedo ardiendo en esos ojos que me miraron la próxima última vez.

Yo al diario lo quería. Vos sabés que lo hacíamos a pulmón, sin cobrar nada o cobrando de a puchos y muy salteado, y que le metíamos de todo, a muerte, por el puro gusto que te da poder decir lo que creés y decirlo junto a otros que creen lo mismo.

Sabré que la muerte está en la vida, como fin anunciado de la gente que uno quiere y las experiencias que lo hacen a uno feliz. 

Ya habrá tiempo para estar tristes. Años para estar tristes. Y toda la muerte, que es tan larga. Ahora no. No tenemos derecho. 

Reacciones:

5 comentarios:

  1. Estás muy lejos, pero los libros nos hacen sentirnos muy cerca. Feliz día del libro. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Feliz Día con retraso, espero que lo disfrutaras mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La canción de nosotros no lo he leído pero lo haré.
    Con atraso (peor para nosotros cualquier día vale) feliz día del libro :)
    Besos

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.