domingo, 24 de enero de 2016

Crítica | Truman, de Cesc Gay


Truman es una película bonita y triste, de las que hacen sonreír y, seguramente, también llorar.

Es la historia de un hombre enfermo que ha decidido dejar de luchar (Ricardo Darín) y recibe la visita de un amigo (Javier Cámara).

El director Cesc Gay maneja con soltura los mecanismos para evitar hacer de esta película un melodrama, de tal manera que los sentimientos están calibrados con mano maestra, y para ello se apoya en dos grandes interpretaciones: la de un Javier Cámara efectivo como siempre y la de un Ricardo Darín demostrando versatilidad y tablas. 

Ambos tienen muchas, muchas opciones de ganar el Premio Goya. Un Goya que sería el segundo para Cámara y el primero para Darín en la que es su cuarta nominación. Algo que, de ocurrir, no haría más que evidenciar el cariño de la cinematografía española por el actor argentino, vinculado a nuestro cine desde hace ya muchos años. Digno, Ricardo Darín, del galardón.

Tras ellos, todo un desfile de pequeños personajes y grandes actores, como Eduard Fernández, Elvira Mínguez, Javier Gutiérrez y Susi Sánchez. Mención especial para Dolores Fonzi, quien 

Truman es un viaje de cuatro días juntos a modo de despedida para celebrar la amistad y, por paradójico que resulte, para celebrar la vida. Una película tierna, entre la risa leve y el llanto contenido que se disfruta y se guarda con cariño. Una pequeña delicia. 



Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

3 comentarios:

  1. Y me quedé sin verla!!!
    A ver si puedo, porque me gusta mucho cómo trabajan ambos actores y todo el mundo me ha hablado genial de ella =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Me gustó la película, la temática y la forma de tratarla. El personaje Ricardo Darín es encantador y positivo (además que su interpretación es inmejorable. Lo menos gustoso de la película es Javier Cámara, que aún siendo un actor que me encanta, en ésta película no me ha hecho nada de ilusión, tanto su personaje como su interpretación.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar
  3. Ufff Ismael, vi ayer la película. Me dejó con una llorera impresionante pero con muy buen sabor de boca. Es preciosa y triste, pero se disfruta mucho, porque es de esas películas que te llegan, te transmiten tanto...
    El tema de Truman me conmovió (soy muy perrera y gatera) y los dos actores... ¿pues que decirte que no sepas? Una pasada, me encantan los dos (yo les daría el Goya a los dos si se pudiera)
    Besos

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.