viernes, 1 de abril de 2016

Protagonista del mes... Natalia Lafourcade


Toda una vida escuchando a Natalia Lafourcade y no fue hasta el año pasado, el 2015, cuando esta artista supuso para mí una revelación. Y ahora ya la llevo dentro, hasta la raíz.

En la última edición de los Grammy Latino se alzó con cinco galardones, incluyendo Mejor Grabación del Año y Mejor Canción del Año. Y el pasado mes de febrero logró el Grammy al Mejor Álbum de Rock Latino.

Hasta la raíz fue mi canción favorita de 2015, la que más escuché y sigo escuchando, la que marcó mi año. Pegada a mí irremediablemente, adquiriendo nuevos matices, poniendo música a mi historia en Honduras.

Una historia sobre las espinas clavadas en el corazón, que pinchan cuando uno trata de respirar hondo, y también una historia sobre aquellos lugares y aquellas personas que colmaron nuestro ser y corren por nuestra sangre. Sobre el orgullo de ser y estar, sobre la identidad y la cultura que nos construye como seres humanos.

Y también es para mí una historia sobre la pasión latinoamericana, en todas sus formas, que se respira, se ríe a carcajadas y se llora a lágrima viva. Sobre esa pasión que te atrapa y que cuesta dejar volar.

Un tema que es pura piel, piel trigueña. Y también es verde, y ríos. Es raíz. Es América Latina.


Natalia Lafourcade, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS. Os invito a escuchar conmigo sus canciones este abril, a sentir su voz delicada y llena de sensibilidad. 

Gracias Natalia Lafourcade. Gracias. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

3 comentarios:

  1. Me toca investigar y escuchar. A unas horas más decentes, pañabra
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me toca ponerme al día con esta artista, que hace mucho que no escucho nada suyo. 1beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Interesante protagonista, aunque la verdad es que no me llama mucho este estilo de música.
    Nos leemos^^

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.