domingo, 16 de octubre de 2016

Reseña | El peso del corazón, de Rosa Montero


En las grandes penas duele de verdad el corazón.

Segunda novela con la tecnohumana Bruna Husky como protagonista, tras Lágrimas en la lluvia.

El peso del corazón es una distopía negra y futurista, en el que la protagonista tiene que resolver un misterio en el que se ven envueltos los líderes de una secta religiosa y los intereses nucleares.

Y a través de un argumento que va amarrando al lector gracias a su estilo depuradísimo, Rosa Montero, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, construye una novela para hablar del miedo a la muerte y de la necesidad del amor. Porque siempre está presente, como un mantra maldito, la fecha en la que la replicante dejará de existir y eso es lo que eleva la calidad y marca la diferencia.

"Lo único que da sentido a la vida es el conocimiento, el arte, la belleza. Pero, sobre todo, es que da lo mismo aprender la canción diez años o diez minutos antes de morir, porque siempre será un aprendizaje frente a la nada, una construcción frágil y efímera. Somos seres fugaces y lo somos todos, querida mía. Los tecnos, los humanos, los alienígenas". 

No estamos ante un thriller al uso, sino ante un ejercicio literario más profundo y pensado, en el que las piezas de un rompecabezas van encajando poco a poco, sin giros demasiado bruscos o estridentes, y en el que los personajes secundarios (el sobón, la niña) están bien construidos y van evolucionando a lo largo de las páginas sin eclipsar en ningún momento el brillo de la auténtica protagonista, un personaje certero y cargado de vida, de miedos e inseguridades, de anhelos. Un personaje que se aferra a la existencia, aunque la vida a veces duele, aunque un corazón herido pueda ser a veces una pesada carga. 

A El peso del corazón le falta esa parte de fascinación que producía en el lector introducirse por primera vez en el maravilloso contexto creado por Rosa Montero, pero como contrapartida tenemos ahora una novela más profunda, con un personaje más cargado en matices y, por muy paradójico que pueda parecer, mucho más humano. Inolvidable Bruna Husky.



Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

3 comentarios:

  1. Aún tengo que leer la anterior novela. A ver cuándo me pongo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Queremos más Bruna! Por si no lo leíste, la autora me confirmó que ya está trabajando en una tercera parte. ¡Alegría!

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Y yo todavía sin leer a la autora...

    Besotes

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.