lunes, 16 de enero de 2017

Mis mejores lecturas de 2016: Ganadores

Mejor Libro de Autor Español
La sombra del ciprés es alargada, de Miguel Delibes
La ópera prima de Miguel Delibes resultó ser una de las mejores novelas en español del siglo XX, capaz de condensar el espíritu castellano, una manera muy íntima de sentir, ligada al aislamiento y el frío, y en la que la ciudad de Ávila se convierte en uno de los personajes principales. La sombra del ciprés es alargada es una novela profundamente dramática que versa sobre la muerte y desligarse de los afectos, un libro que hiere y marca de por vida. 

Mejor Libro de Autor Extranjero
El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince (Colombia)
El olvido que seremos es un libro cargado de verdad. Es un canto de esperanza y de solidaridad. Y también, por momentos, un relato duro. Una lectura necesaria y viva sobre la Historia reciente de Colombia, que ayuda a comprender, a perdonar y a sanar heridas, aunque las cicatrices queden marcadas sobre la piel para siempre. 

Mejor Personaje Masculino
Héctor Abad Gómez (El olvido que seremos)
El autor convierte a su padre, el médico Héctor Abad Gómez, en protagonista de este libro. Un personaje inolvidable al que profesar admiración desde la primera página hasta la última, por todos los ideales de paz, justicia, igualdad y solidaridad que representa. Es un declaración de amor a la figura del padre, un amor recíproco que late con fuerza y se respira. 

Mejor Personaje Femenino
Bruna Husky (El peso del corazón)
 Un personaje certero y cargado de vida, de miedos e inseguridades, de anhelos. Un personaje que se aferra a la existencia, aunque la vida a veces duele, aunque un corazón herido pueda ser a veces una pesada carga. Inolvidable Bruna Husky.

Mejor Narración
Marguerite Duras, con su estilo inconfundible y certero de palabras precisas y silencios, bucea en esas heridas de amor y de guerra y explora el deseo, derrumbando las imposiciones sociales que se quedan desnudas en las habitaciones de hotel. Hiroshima mon amour es un derroche de talento tan condensado que impregna y satura todo.

Mejor Argumento
Víctor del Árbol construye una novela que es un rompecabezas, un cubo de Rubik complejo, retorciendo más y más un argumento, tanto que parecía imposible de llegar a un final limpio, de tan embarrado que andaba todo. Pero lo logra, y ahí está la brillantez de este escritor que se está ganando un hueco relevante en el panorama literario español de calidad. 

Mejor Libro del Año
El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince
El olvido que seremos es un libro inolvidable que se disfruta de principio a fin, que reconforta. Es un testimonio necesario sobre el conflicto de Colombia, pero también trata sobre el amor y la admiración al padre. Un libro cargado de valentía, de alegría y nostalgia a partes iguales, con momentos profundamente tristes pero en el que la superación y el afán por seguir adelante brillan con tanta luz y tanta vida que el lector no puede más que sentirse agradecido y lleno por este canto de dignidad que es literatura universal y eterna. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

5 comentarios:

  1. Me llevo todos excepto el de Delibes y el de Víctor del Árbol, porque ya los leí. Magníficos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Como bien sabes, Víctor del Árbol es uno de mis propósitos para este año, aunque aún no he decidido con qué novela. ¡Felices lecturas, amigo!

    ResponderEliminar
  3. Respirar por la herida es un libro diez. Mi favorito del autor con diferencia

    ResponderEliminar
  4. El de Víctor es brutal, me encantó. Me llevo el resto bien anotados y una gran alegría con El olvido que seremos, tengo previsto leerlo este año.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Veo que está todo muy bien atado. La mayoría de los ganadores son del mismo libro. Pues lo tendré que coger como referencia...habrá que leérselo.

    Muchas gracias

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.