lunes, 19 de junio de 2017

Crítica de Álbum | El Dorado, de Shakira


Sin duda, acertado título el del nuevo álbum de Shakira, uno de los más luminosos de su carrera. 

El Dorado parte con ventaja: en el momento de su lanzamiento, varios de los temas que incluyen ya habían sido un éxito. De hecho, La Bicicleta, cantada con Carlos Vives, ya había logrado el Grammy Latino como Mejor Grabación y Mejor Canción del Año, además de ser Número 1 en CAJÓN DE HISTORIAS y elegida como Mejor Canción de 2016 por los lectores de este espacio y la Número 1 en Mis canciones de 2016. El álbum incluye además Chantaje, con Maluma, que de igual manera veníamos escuchando desde finales del pasado año. 

Pero en el momento de su lanzamiento, la colombiana se decantó por Me enamoré como canción icónica del disco. Y no podía haber elegido mejor: ese tema, en el que la protagonista del mes claramente habla de su relación con su pareja, es la que vertebra la historia de amor que nos cuenta en El Dorado. Porque temas como Nada y Amarillo se convierten en declaraciones de amor con diferentes matices, la primera con esa fuerza de la Shakira más autora y más desgarrada, y la segunda con esa alegría pop que se te mete en la cabeza durante horas.



Musicalmente El Dorado es un álbum que combina reggeaton, pop y rock. Y hasta se atreve con la bachata, en Deja Vu, que canta junto a Prince Royce. Entre las colaboraciones, además de las mencionadas, está el tema Perro fiel, junto a Nicky Jam, y Comme moi, cantada con el francés Black M.




Con reminiscencias de la Shakira de los años noventa, pero siempre creciendo musicalmente y adaptándose a lo que suena en las calles y en las noches de América Latina. El Dorado es uno de sus mejores álbumes. 



Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.