lunes, 11 de diciembre de 2017

Reseña | Los restos del día, de Kazuo Ishiguro


No son pocas las voces que señalan que Los restos del día es la novela cumbre de Kazio Ishiguro, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS. No puedo afirmarlo, puesto que no he leído toda su obra, pero sí tengo claro que es una grandísima novela. 

Tras la IIª Guerra Mundial, un mayordomo emprende un viaje en busca de la que fuera su ama de llaves, y en el trayecto rememora los momentos que compartió con ella y con su antiguo patrón, Lord Darlington, quien fue partícipe de los grandes acontecimientos de la época. 

Ishiguro construye una novela exquisita, a la altura de las más grandes novelas británicas de todos los tiempos. El narrador, Mister Stevens, es el protagonista total, y el lector es capaz de ahondar en la psicología de un personaje humano, cohibido por una educación estricta, incapaz de profesar emociones, pero en el que se atisba un filo de tormento por lo que nunca fue y ya nunca será. 

Al finalizar, uno se da cuenta de que acaba de ser testigo de una de las más grandes novelas de amor jamás escritas, y sin embargo, no habrá una palabra romántica, un beso o tan siquiera un roce. Esto la convierte en una historia profundamente conmovedora, y pone de manifiesto la dignidad de un personaje leal hasta decir basta, que jamás cuestionó a su patrón ni hizo nada que pudiera parecerle inapropiado.

Los restos del día es una novela de pulso firme, de estilo impecable. Un retrato perfecto sobre el carácter inglés y la diferencia de clases que durante siglos ha marcado al Reino Unido. Literatura mayor. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

6 comentarios:

  1. Aún tengo pendiente a Ishiguro!

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Tampoco me he estrenado con este autor. Y tengo claro que cuando lo haga, será con esta novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Acabo de leer un libro de una autora japonesa, Kawakami, y es interesante el contraste de Oriente y Occidente a la hora de hablar de un mismo tema, en este caso era el amor, la soledad. Por eso me gusta encontrarme con escritores de otras culturas.
    Pero supongo que Ishiguro será distinto, pues creo que es más británico que japonés.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.