jueves, 21 de diciembre de 2017

Reseña | Pálida luz en las colinas, de Kazuo Ishiguro


Pálida luz en las colinas fue la primera novela que publicó Kazuo Ishiguro, Nobel de Literatura 2017 y protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS. Brillante ópera prima de una madurez que sobrecoge, llena de espacios en blancos, de silencios, de palabras que no se dicen pero que se sienten con toda la fuerza. 

Tras el suicidio de su hija mayor, Etsuko, una japonesa radicada en Inglaterra, rememora la amistad breve y exraña que le unió durante un verano, muchos años atrás y todavía en Nagasaki, a Sachiko, quien vivía sola con su hija Mariko. Tres personajes femeninos enigmáticos, marcados por la bomba atómica, por un país con heridas abiertas que buscaba reconstruirse de la manera que fuera. Y un personaje masculino orbitando: el suegro de Etsuko, que representa todos los valores japoneses que en ese momento concreto de la Historia se vieron en entredicho. 

"Cosas como la disciplina y la lealtad mantuvieron firme al Japón. Quizá lo que digo parezca exagerado, pero es la verdad. El sentido del deber unía a la gente. Frente a la familia, a los superiores, al país. Pero ahora, en lugar de eso, no se habla más que de democracia. Y oyes esa palabra cada vez que la gente quiere ser egoísta, cada vez que quieren olvidar sus obligaciones". 

Como ocurre en Los restos del día, la novela está narrada en primera persona por el personaje protagonista y, de igual manera, no es fácil crear conexión con él, por todo lo que calla, por todo lo que el lector logra entrever pero no termina de comprender al 100%, no termina de tener una explicación concreta de los hechos. Y aun así, uno se da cuenta de la humanidad que reviste a un personaje cargado de verdad, en el que la melancolía -por la patria, por el pasado- es recurrente e hiriente. 

Una novela veladamente triste que trata sobre las corazas que nos ponemos para lograr sobrevivir en un mundo que golpea demasiadas veces. Un libro de una depuración estilística sublime, sobre el que reflexionar durante días tras su lectura. Muy, muy recomendable. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

2 comentarios:

  1. Tengo pendiente leer algo suyo!!
    A ver si para el año que entra me pongo al lío, que ya toca.

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Me queda claro que tengo que estrenarme con este autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.