jueves, 25 de enero de 2018

Críticas Urgentes | Películas nominadas a los Premios Goya

Verano 1993, de Carla Simón (4****) 
(8 nominaciones incluyendo Mejor Película y Mejor Dirección Novel)

Esta es la historia del verano que Frida comenzó a vivir con sus tíos tras la muerte de su madre, víctima del VIH. 

Protagonizada por Laia Artigas, en un despliegue de naturalidad y frescura que embelesan al espectador, esta película, basada en la propia vida de la directora Carla Simón, está cargada de verdad y de sentimientos profundos, de los que nacen de las entrañas. Sosteniendo a la niña, Bruna Cusí y David Verdaguer en dos interpretaciones impecables.

Probablemente, de lo mejor que ha dado el cine español en los últimos tiempos, lástima que Hollywood no supiera entenderla. 

Una ópera prima pequeña en la forma y de una enorme madurez en el fondo.  Una película conmovedora que evita cualquier superficialidad y sentimentalismo barato. Verano 1993 remueve por dentro sentimientos inhóspitos y, de alguna manera, reconforta. Cine mayúsculo. 

Abracadabra, de Pablo Berger (3***) 
(8 nominaciones incluyendo Mejor Actriz Protagonista y Mejor Actor Protagonista)

El inicio de esta película es brillante: un hombre viendo el fútbol, su esposa resignada peinándose como Madonna por consejo de su hija choni, y un grito de "gol" en medio de una boda. 

Así comienza Abracadabra, que ilusiona al espectador con estar nuevamente frente a una obra maestra como Blancanieves. Pero no es más que una ilusión, porque hay algo en la película que chirría, probablemente el ritmo. 

La estética, excesiva y maravillosa. Las interpretaciones, impecables (Maribel Verdú y Antonio de la Torre son muy grandes y no por casualidad son los intérpretes que acumulan más nominaciones en los Goya). Y el guion, sin fisuras. Y sin embargo el conjunto no termina de ser exquisito, como si durante todo el metraje echáramos en falta algo y no sabemos exactamente qué. Eso sí, al final todo cobra sentido y la sensación final es que Berger es un director libre, inteligente y mordaz.

El resultado es notable, a pesar que los académicos la han dejado fuera de las dos principales categorías (Mejor Película y Mejor Dirección), lo que demuestra la buena calidad del cine español. Amén. 

No sé decir adiós, de Lino Escalera (4****)
(3 nominaciones: Mejor Dirección Novel, Mejor Actriz Protagonista y Mejor Actriz de Reparto)

¿En serio esto es el primer largometraje de Lino Escalera? ¿En serio han dejado fuera a Juan Diego como Mejor Actor de Reparto? La respuesta a ambas preguntas es sí. Y en ambos casos la sorpresa es mayúscula. En primer lugar, porque Escalera demuestra en esta película una madurez y una dirección de actores brutal. En segundo lugar porque Juan Diego realiza -otra vez- una interpretación superior, no solo digna de la nominación, sino probablemente también del premio. 

No sé decir adiós es la historia de dos hermanas que tienen que gestionar los últimos días de vida de su padre, a quien le detectan un cáncer en fase terminal. Nathalie Poza y Lola Dueñas están espléndidas. La primera se lleva el Goya fijo y la segunda no, pero porque ya tiene dos. Una nueva muestra de la importancia del cómo y no tanto del qué, ya que la historia es sencilla, sin giros ni demasiados sobresaltos, pero lo que logran estos tres actores es de una calidad y una viveza sobrecogedoras. Oro puro. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

2 comentarios:

  1. Pues no he visto ninguna. Tengo que ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No he visto ninguna de las tres y eso que me encanta el cine español. Deberé ponerme las pilas antes de la gala.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.