lunes, 29 de enero de 2018

Reseña | Querida Ijeawele, de Chimamanda Ngozi Adichie


Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo es un breve texto que Chimamanda Ngozi Adichie, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, dedica a una amiga suya que acaba de ser mamá. El libro recopila quince sugerencias sobre la educación en igualdad y valores. Un canto a la identidad cultural, a rechazar estereotipos y roles de géneros (cómo diría mi amiga, la ilustradora Andrea Fonseca: + roles de sushi - roles de género) y a crear una sociedad equitativa. Un alegato a la plenitud y a la humildad, que concede espacio al error durante el proceso de crianza. Un recordatorio sobre la necesidad de dividir de responsabilidades entre la madre y el padre -en el caso de que estén presentes ambas figuras-, no de "recibir ayudas".  

Podría parecer que Querida Ijeawele trata temas que aparentemente "ya están superados" en las sociedades occidentales desarrolladas, como el matrimonio, donde en países como Nigeria sigue siendo un logro para las mujeres, o algo a lo que se debe aspirar. Pero nada más lejos de la realidad: cuando Hillary Clinton se presentó a presidenta de Estados Unidos, el primer descriptor de su cuenta de Twitter era "esposa". Todavía lo es. El primer descriptor de su marido, Bill Clliento, era "fundador", no "esposo". Además, Adichie es nigeriana, y en muchos países (como Honduras, en donde vivo) el machismo está institucionalizado. Por eso, esta lectura se antoja necesaria en todo el mundo. 

Una lectura amena que rechaza el "feminismo light", que está mucho más extendido de lo que creemos. Vivimos rodeados de feministas lights, de titulares en la prensa que dan por hecho de una manera velada la superioridad masculina, pero que ellos "deben tratar bien" a las mujeres. Adichie resalta que en la mayoría de las sociedades del mundo actual, en general, las mujeres no pueden -o no deben, no es lo común- proponer matrimonio. El feminismo light dice que las mujeres ostentan el poder porque solo si la mujer acepta, el matrimonio tendrá lugar. La verdad es la siguiente: el poder de verdad lo ostenta quien propone el matrimonio, ya que antes de responder sí o no, tiene que llegar tal petición. 

Con boda o sin ella, Querida Ijeawele es un amable recordatorio para que madres y padres del mundo compartan con sus hijos e hijas valores, palabras y gestos de igualdad. Solo así lograremos un mundo desarrollado, cívico y justo. 


Más de Chimamanda Ngozi Adichie:


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

1 comentario:

  1. Pues sí, una lectura muy necesaria. Tomo buena nota de ella.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.