domingo, 26 de agosto de 2018

Reseña | El cielo es azul, la tierra blanca, de Hiromi Kawakami


Con este título tan evocador, Hiromi Kawakami, la protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, nos narra la historia de amor entre Tsukiko y el maestro. 

Ella, cuando está cerca de cumplir 40 años, se encuentra en un bar por casualidad con su antiguo profesor, el señor Matsumoto, al que siempre se refiere como maestro. Desde ese momento, se va creando, poco a poco, un lazo indeleble entre ellos, cargado de silencios y respeto, conformándose así un amor vedado en el que la diferencia de edad (él es ya un anciano) está siempre presente de alguna manera.

Lo más hermoso de esta historia es como Kawakami logra plasmar tanta emoción sin nombrar apenas ni una sola palabra romántica o cursi. Una novela exquisitamente visual y delicada, que fluye como una quebrada chiquita, hasta desembocar en un lago enorme en el que reina la quietud.

Tras haber viajado a Japón, me ha resultado mucho más fácil comprender el comportamiento de los dos personajes, entender cómo la educación japonesa penaliza, en cierta medida, el contacto físico en lugares públicos, como el que dirán y el honor son dos bienes valiosos y vigentes en la cultura nipona. 

Dos personajes construidos a la perfección: Tsukiko, una mujer introvertida, workaholic, y el maestro, un entrañable anciano, sabio y mandón. Y ambos profundamente heridos por la soledad. 

El cielo es azul, la tierra blanca, es una historia de amistad que deviene en un amor inolvidable, que va y viene entre cerveza, sake y un montón de recetas japonesas. Una novela de anhelos absolutamente recomendable. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Lo he terminado hace unos días y coincido contigo. Una novela maravillosa, deliciosa, sin ser, en ningún momento, ñoña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues pinta taaan bien. Me ha gustado tu reseña, y veo que es una lectura que has disfrutado. Me la apunto!! Saludos desde locura de lectura

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho la forma pausada, sencilla, delicada y sensible de la autora a la hora de narrar la relación de los dos personajes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.