lunes, 11 de marzo de 2019

Crítica | Green Book, de Peter Farrelly


Green Book es otra de esas películas de blancos y negros que cada año se producen en Hollywood. 

Por una de esas vueltas del destino, Tony Lip, un italo-gringo, se convierte en el chofer para la gira que el Doctor Shirley, un reputado pianista negro, dará por todo Estados Unidos, incluyendo los estados del sur en los que la segregación estaba todavía vigente.

Protagonizada por Viggo Mortensen y Mahershala Ali, ambos son dos fuerzas de la naturaleza, el motor de una película que, sin ellos, no brillaría hasta el punto en que lo hace. Con un guion pragmático y previsible, la película va envolviendo al espectador en ese aura de buenrollismo navideño que se disfruta siempre. 

La película hace pocos cuestionamientos, los justos y necesarios para llegar a todo tipo de públicos, aquellos mínimamente exigentes y los que buscan solo entretenimiento conducido. 

En tres palabras: Buena, bonita y barata. 

Y ahora sí, hablemos de los Oscars. Green Book se coronó en la última edición como la gran ganadora al alzarse con el principal premio del año, el de Mejor Película. Además de este, se llevó dos galardones más, cantadísimos ambos: el de Mejor Guion Original y el de Mejor Actor de Reparto para Mahershala Ali. 

¿Merecía Green Book ganar el Oscar a la Mejor Película? 
Para mí, definitivamente NO

Es como si hubiera ganado Criadas y señoras o Figuras ocultas. Dos películas bonitas, del mismo corte que Green Book, pero lejos de ser merecedoras del que, supuestamente, es el premio más importante de la industria cinematográfica.  El 2018 fue un año flojo flojo, pero de entre todas las propuestas que competían en esa categoría, la que más resaltaba, sin duda alguna, la que más merecía ese galardón era Roma. Incluso La favorita me parece una película con más calidad. Pero la Academia de Hollywood decidió decantarse por la opción más conciliadora y descafeinada. Un despropósito total, un acto de cobardía. Pero es Estados Unidos, no sé por qué me sorprendo, la verdad. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

1 comentario:

  1. La favorita me gustó más, pero Roma aún no la he visto. The Green Book es una peli que se deja ver bien y punto. Y sin esos dos grandes actores, no hubiera sido lo mismo, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.