lunes, 9 de noviembre de 2020

Reseña | El acontecimiento, de Annie Ernaux


En 1963, cuando Annie Ernaux estudiaba en el norte de Francia, descubre que está embarazada. Desde el primer momento, decide que no seguirá adelante. En un país en donde estaba penalizado el aborto, la escritora relata con minuciosidad el desamparo y la discriminación de la que eran víctimas las mujeres en aquel entonces por decidir hacer con su cuerpo aquello que consideraban oportuno. 

Y siguen siendo víctimas hoy en día en muchos países. En Honduras, por ejemplo, no solo el aborto está penalizado, sino que la píldora del día después está absolutamente prohibida. Siete décadas después, la novela de Ernaux sigue vigente, y se convierte así en un relato del privilegio, de los derechos conquistados en Europa y de la fragilidad de los mismos en tiempos de crisis. 

Si no cuento esta experiencia hasta el final, contribuiré a oscurecer la realidad de las mujeres y me pondré del lado de la dominación masculina del mundo. 

Ernaux, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, condensa en este libro breve el proceso por que el que muchas mujeres tienen que pasar, y hacerlo solas además. También rememora cómo erróneamente estableció un vínculo entre el fracaso público y el embarazo no deseado, como si quedarse embarazada tuviera algo que ver con la clase económica. ¿Pero acaso no tiene que ver el acceso a la salud con la posición social? ¿Y con la educación sexual, afectiva y reproductiva? Desgraciadamente sí, pero embarazos no deseados ocurren también "en las mejores familias", lo que cambia es precisamente la manera de enfrentarse al acontecimiento. En España, durante la dictadura franquista las mujeres solteras pobres se veían obligadas a abortar clandestinamente (en la mesa de la cocina, recuerdo haber leído a Maruja Torres), muriendo en el peor de los casos; obligadas a entregar a sus bebés a veces y repudiadas socialmente siempre. Las de familia acomodada tenían otras alternativas, como ir a Londres a someterse a una interrupción del embarazo segura. 

Certera Annie Ernaux en cada una de sus palabras, capaz de dotar ala escritura de una emoción precisa y de una verdad legítima. Un libro que se lee de un tirón, que cuestiona la moral y lo prohibido. Una auténtica maravilla.


 

 Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.