lunes, 9 de septiembre de 2019

Críticas de cine | Hollywood en estado puro

Érase una vez en... Holllywood, de Quentin Tarantino (4****)
La nueva película del galardonado cineasta, es Tarantino Style en estado puro: casi tres horas de diálogos absurdos, secuencias eternas, argumento que parece no avanzar pero que lo hace, vaya sí lo hace, hacia un lugar claro y exacto para llevar al espectador hacia un clímax final que hace de Érase una vez en Hollywood una película brillante, icónica y deliciosamente irreverente. Con un Leonardo Dicaprio en estado de gracia y un Brad Pitt en forma, dos titanes de la interpretación que Tarantino exprime para regalarnos algunos de los momentos más memorables del cine reciente. Acaparará unas cuantas nominaciones en los próximos Premios Oscar (¿se llevará Brad Pitt la estatuilla?). Tarantino mayúsculo en un derroche de amor al cine.

- Crítica de Malditos Bastardos
- Crítica de Django Desencadenado

Toy Story 4, de Josh Cooley (3***)
No es que no me haya gustado, sino que las expectativas estaban muy altas y no las ha cumplido en su totalidad. La tercera parte fue brillante y hubiera sido un broche de oro. Ahora tengo la sensación de que están alargando la historia para hacer caja. Obviamente de una manera elegante que satisface a los seguidores (que no es poco) y con toques brillantes, pero sin llegar a ser la obra maestra que fueron la primera y la tercera de la saga. Le faltó magia, humor y emoción. 

- Crítica de Toy Story 
- Crítica de Toy Story 3

Spider Man: Lejos de casa, de Jon Watts (3***)
Segunda entrega del hombre araña que tiene como protagonista a Tom Holland. Entretenida, con efectos especiales muy espectaculares, buenas interpretaciones (Holland es muy efectivo, y Jake Gyllenhaal todo lo hace bien), pero con menos momentos cómicos que la anterior, algunos clichés sobre la adolescencia y los súperheroes que no terminan de funcionar. Previsible, pero perfecta para un domingo de entretenimiento.

Aladdin, de Guy Ritchie (4****)
Entre el montón de los clásicos animados de Disney que están cobrando vida en carne y hueso, Aladdin es -hasta el momento- el que más he disfrutado. Se mantiene fiel a la versión original, pero logra reinventarse en ciertas escenas. Mena Massoud lo borda en su papel protagonista, y Will Smith es un genio que logra revestir de humor la película, con un toque Bollywood y un lenguaje millennial.  



Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.